Después de haber cumplido con 40 horas de capacitación en cursos impartidos por instructores profesionales, 49 mujeres y hombres, de las dos primeras generaciones de egresados del Centro de Formación y Capacitación para las Mujeres,recibieron constancias de terminación con valor curricular.
 
La Directora del Instituto Cajemense de la Mujer (ICM), Dulce María Juárez Romero, señaló que las constancias entregadas a quienes concluyeron su formación en los talleres de corte y confección, carpintería, belleza y reciclaje artesanal; así como en los cursos motivacionales, derechos humanos y primeros auxilios, son expedidas por el Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial No. 94 (CECATI), por lo que cuentan con validez oficial.
 
Previo a la entrega de constancias, Juárez Romero manifestó que para el Alcalde Faustino Félix Chávez, es de suma importancia que se cumpla el objetivo con el que fue creado el Centro de Formación y Capacitación, el cual consiste en ofrecer diferentes cursos y talleres productivos que contribuyan a elevar la calidad de vida y coadyuven en la economía de las mujeres cajemenses y sus familias.
 
“Queremos que cada día se sumen más mujeres, pues no tiene ninguna otra finalidad más que empoderarlas y proveerlas de conocimiento para que ellas se puedan auto emplear o bien poder calificar, de una manera profesional, dentro del ámbito productivo”, recalcó la Directora del ICM.
 
Para quienes estén interesados en participar en esta capacitación, dijo que el próximo 13 de agosto abrirán nuevos cursos y los invitó para que acudan al Instituto Cajemense de la Mujer, ubicado en calle Sinaloa 140 norte entre Hidalgo y Allende, colonia Centro, o bien llamar al llamar al número 410 5126 en horario de 8:00 a 15:00 horas.
 
Estuvieron presentes: Mario Álvarez y María Fernanda Muñoz, Director y Jefa de Capacitación del CECATI 94, respectivamente; la Directora de DIF Municipal, Beatriz Álvarez Zazueta; así como las regidoras de la Comisión de la Mujer, Alida Parada Cruz, Martha Luz Parada Velderrain y Silvia de Jesús Godoy Vea.
 
NO SÓLO LOS HOMBRES
“No es muy pesado ni como comúnmente se creé que la carpintería es un oficio sólo para hombres, las mujeres también podemos aprenderlo y desempeñarlo para salir adelante”, mencionó María Delia Mena González, una de las amas de casa egresadas de los talleres del Centro de Formación y Capacitación para la Mujeres.
 
Rodeada de sus trabajos terminados, entre los que sobresalen mesas de centro, repisas, servilleteros y escaleras, detalló que ha sido una experiencia enriquecedora, donde aprendió a cortar madera, clavar, técnicas de pintura y acabados, así como a hacer ángulos con la caladora.
 
“Ya no le tengo miedo al martillo y ahora tengo la idea de vender mis trabajos, hacer otros trabajos a la medida de mis posibilidades y venderlos para ayudar a mis tres hijos”, dijo Alma Delia, con una sonrisa de satisfacción.