“Hoy, doblan las campanas por uno de los nuestros. Por José Escobar Zavala, hombre de tinta y de papel, con raíces profundas en el periodismo, vocación indeclinable que llevó con dignidad desde el alto grado de reportero, nivel donde ubicaba con orgullo su quehacer dentro de la gama de la información”; así parafraseando a Bernardo Elenes Habas en su columna de este viernes, el Alcalde Faustino Félix Chávez inició su intervención durante el homenaje póstumo que rindió a quien desde el año 1993 hasta su partida, este jueves 5 de octubre fuera cronista de la ciudad.

El presidente Municipal definió a José Escobar “Pepe para los amigos” como un orgulloso cajemense, quien presumía haber nacido cuando el municipio de Cajeme apenas iniciaba. Recordó haberlo conocido, a mediados de los 80, cuando el homenajeado era coordinador de la corresponsalía del periódico El Imparcial en Cajeme, “y yo hacía mis pininos bajo la tutela de uno de sus discípulos, de Salomón Hamed, ahí en Tribuna”.

Félix Chávez mencionó que Escobar Zavala participó de distintas formas en parte de las luchas sociales de la historia del municipio, y lo hizo de igual forma promoviendo el desarrollo de un periodismo progresista, que buscaba siempre impulsar la comunidad y el crecimiento de Cajeme y el bienestar de sus habitantes. “A Tribuna se incorporó ya como cronista de la ciudad, título que supo honrar como sólo saben hacerlo los cajemenses agradecidos por las oportunidades qie nos brinda esta fértil tierra del Valle del Yaqui”, dijo.

“Mi abrazo solidario a su esposa Martha Alicia y a sus hijos que hoy están presentes y a toda su familia; descanse en paz José Escobar Zavala, cronista de la ciudad”, expresó Félix Chávez.

A nombre de la familia Escobar Serrano, el periodista Bernardo Elenes Habas hizo una remembranza de la vida periodística de José Escobar Zavala, que fue maestro y patriarca, “de jefe de grupo y jefe de manada; porque éramos una manada formidable de cazadores de noticias”.

Lamentó asimismo la pérdida de quien fuera un gran amigo, manifestando que “Pepe no pone punto final a su carrera, a su trayectoria y a su vida, sino todo lo contrario: marca el principio de su leyenda, de un legado que tenemos que aprovechar y que sentir como nuestro, toda una generación de trabajadores de la información, sobre todo las nuevas generaciones quienes vienen empujando y fuerte”, agregó al recordar que fue compañero de muchos de los grandes periodistas de la región y el estado.

A nombre de la familia agradeció por el homenaje a quien –dijo– trascenderá como leyenda del periodismo en Cajeme.

Posteriormente, Félix Chávez, regidores y funcionarios municipales realizaron tres guardias de honor, para despedir finalmente los presentes con aplausos, el féretro rumbo a la carroza que lo trasladaría a la funeraria y después a la Parroquia de Fátima, donde sería celebrada más tarde la misa de cuerpo presente.