Después de alrededor de seis meses vigilando las aguas del canal bajo con el propósito de capturar a un caimán que había sido reportado en ese lugar, elementos del equipo de Rescate Acuático el Departamento de Bomberos de Ciudad Obregón lograron atraparlo, a la altura de la calle 1100 del Valle del Yaqui.

El alcalde Faustino Félix Chávez, preocupado por la seguridad de los ciudadanos que gustan de introducirse a las aguas de los canales para bañarse, había dado instrucciones desde un principio para redoblar esfuerzos y encontrar cuanto antes a este reptil, esfuerzos que hoy –dijo– se ven coronados con su captura.

El comandante del Departamento de Bomberos manifestó que atrapar a una especie como esta, sobre todo viva y sin causarle daño físico, es muy difícil pero afortunadamente se logró, utilizando para ello una tarraya proporcionada para ese fin por una persona que vive en las cercanías del canal donde permaneció todo este tiempo.

Villagrana Amaro mencionó que en todo momento se tuvo una estrecha coordinación con la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC) y con autoridades de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), quienes proporcionaron incluso una trampa para este tipo de especie; asimismo, fue fundamental la colaboración del Distrito de Riego del Río Yaqui, quienes apoyaron con el secado del canal, procedimiento que se vino dando desde el pasado domingo hasta este martes, cuando se registró la captura.

Lo que sigue es que personal de PROFEPA decida el momento para llevar al reptil, de poco más de un metro de largo, a un sitio protegido en donde puedan liberarlo en el hábitat natural; por ahora estará resguardado en las instalaciones del cuartel de bomberos, agregó.